Crear una web para tu negocioPuede que te estés preguntando cuánto se tarda en tener online un sitio web y si se trata de un proceso largo y complejo.

Pero puede que te sorprenda saber que conseguir que eso ocurra es algo realmente sencillo. Todo lo que necesitas es registrar un nombre de dominio y elegir un plan de hosting, y ya casi estaría listo.

Por supuesto, necesitarás un sitio web y en eso encontrarás diferentes opciones, pero me gustaría meterme de lleno en el proceso de registro del dominio para que entiendas en qué consiste.

Registrar tu nombre de dominio

Lo primero de todo es registrar el nombre de dominio. Se trata de algo que solo dura unos minutos, tras lo cual tu dominio será tuyo, nadie podrá arrebatártelo.

No hay papeleos ni nada por el estilo. Simplemente elige tu dominio, págalo y quedará registrado a tu nombre.

Como decíamos, registrar el dominio solo lleva unos minutos, pero elegir el más adecuado para ti implica algo más de tiempo. Estos son algunos puntos que deberías conocer.

Hay un montón de extensiones a tu elección como .com, .es, etc, así que asegúrate de que eliges el correcto.

Yo siempre recomiendo elegir el .es y el .com como mínimo. No es que queramos hacerte comprar ‘al por mayor’: hago esa recomendación porque los nombres de dominio tienen mucho valor, son como tu establecimiento o tu local en Internet y tienes que protegerte frente a otras personas que podrían intentar aprovecharse y registrar tu mismo dominio con otra extensión. Por supuesto, pueden registrar el .biz o algo así, pero eso no servirá de mucho si tú tienes el .es y el .com.

Otra cosa a tener siempre en mente es que puedes registrar cualquier nombre de dominio que te guste. Lo que quiero decir es que no hace falta que registres exactamente el mismo nombre legal de tu compañía. Si tu compañía se llama Miguel Pérez Contables S.A., no creas que solo puedes registrar miguelperezcontables.es, sino también contablesmadrid.es o contablesmiguelperez.es, por ejemplo.

Por lo que respecta a la propiedad, los dominios solo pueden ser registrados por personas o compañías. Si vas a registrar el dominio de una empresa y eso concierne a varios socios de la compañía, lo mejor es sentarse y dejar claro quién lo va a registrar, preferiblemente debería ser la propia empresa la propietaria del dominio para evitar disputas por ello en el futuro.

Otra cosa importante a tener en cuenta es la privacidad Whois. Básicamente, cuando se registra un dominio los detalles sobre el propietario pasan a mostrarse en la base de datos de acceso público Whois. Puedes evitar que esto ocurra solicitando los servicios Whois privacy en dominios de nivel superior como .com, .net o .org con una pequeña cuota de pago anual.

Por lo que respecta a los dominios .es, los servicios de Whois privacy son gratuitos si se ha registrado a nombre de un particular, pero no así en el caso de las empresas. Si registras tu dominio como particular y las instituciones de registro se dan cuenta de que lo estás usando para fines comerciales, podrían tomar medidas y restringir el acceso a tu dominio, por lo que es mejor hacerlo de manera correcta desde el principio (ya te hemos avisado :)).

¿Cuál es el mejor hosting web para mi negocio?

Ok, ya hemos tratado los nombres de dominio, así que vamos a prestar atención ahora al hosting web.

El hosting es el servidor y la infraestructura de datos que permite que tu web y tus servicios de email estén en funcionamiento. Cuando haces un pedido de alojamiento con Pickaweb, tu hosting se activa al instante y las instrucciones sobre cómo utilizarlo se envían inmediatamente a tu email.

Cuando recibes ese email, verás que incluye instrucciones completas con los detalles de inicio de sesión y los links que te permitirán acceder a:

  • Panel de control del hosting
  • Herramienta de creación web
  • Enlace temporal a tu espacio de hosting (mientras tu dominio se propaga completamente)
  • Enlaces al equipo de ayuda técnica 24/7

Probablemente ya estés bastante informado en lo relativo al hosting web y habrás visto que hay un gran número de opciones a tu elección, a menudo desconcertantes, así que debes centrarte en tomar la decisión correcta.

Lo primero de todo, comprueba que tu compañía de hosting opera en un datacentre construido al efecto. Lo ideal es que sea un TIER 3 o un TIER 4, lo que significa que sigue los estándares más elevados de seguridad, conectividad y resistencia. Y se trata de unos estándares industriales establecidos por el Instituto Uptime.

Más allá de la catalogación del datacentre, lo ideal es que tu host tenga un equipamiento que responda a los siguientes estándares:

  • Servidores duales, de varios núcleos y de categoría premium o Enterprise
  • RAM del servidor de alto nivel
  • Discos duros de al menos 10K SAS (no los lentos SATA)
  • Configuración RAID 10 (los datos se almacenan en varios discos)
  • Discos de intercambio en caliente
  • Fuentes de alimentación (PSU) redundantes y de intercambio en caliente

Todo esto puede sonar demasiado técnico pero lo que significa básicamente es que si tu compañía de hosting cumple esos requisitos es porque se preocupa de verdad del tiempo de actividad. Déjame explicártelo rápidamente.

Usando RAID 10, el conjunto distribuye copias de los datos entre cuatro discos duros para que no haya un único punto de fallo. Usando discos duros de intercambio en caliente, estos pueden ser reemplazados mientras el servidor continúa funcionando, aunque uno haya fallado.

Por lo que respecta a la fuente de alimentación, se trata de un componente que estadísticamente falla más a menudo por lo que contar con un sistema de reemplazo en caliente hará que una incidencia con dicha fuente no afecte a la actividad del servidor.

¿Cuál es la mejor opción para crear un sitio web?

Bueno, se trata de una pregunta muy común y no tiene una respuesta definitiva, pero hay algunas cosas que debes conocer para tomar la decisión correcta.

Lo primero es lo primero: el aspecto de tu sitio web no será el mismo cuando lo lances que en el futuro. Poco a poco, cuando vayas teniendo mayor confianza y tu negocio empiece a prosperar, podrás justificar inversiones más ambiciosas.

Lo que pasa es que muchas personas se empeñan en querer que su sitio web parezca perfecto ya desde el principio, pero hay otras formas de conseguir una web con apariencia realmente profesional y que funcione rápidamente. Estas son algunas cosas a tener en cuenta.

Cómo crear un sitio web empresarial con un creador web

Si estás empezando y tienes un presupuesto ajustado, pero no te importa crear y mantener tú mismo tu propio sitio web, entonces un creador web puede ser la opción perfecta para ti.

Simplemente accede a tu panel de control del hosting y haz click en el creador web, y ya estarás en marcha. Puedes elegir una entre decenas de interesantes plantillas sobre la que construir un tu sitio web.

Puedes añadir tantas páginas como quieras y ofrece interesantes funciones como mapas, formularios de contacto desde los que captar clientes, integración con redes sociales, funcionalidades SEO y Google Analytics, por lo que puedes ver cuántas personas te visitan.

Hemos creado un manual paso a paso para explicar cómo construir tu primer sitio web.

Es muy fácil de usar y te permite tener tus primeras páginas en funcionamiento en apenas horas.

Crear un sitio web con un CMS como WordPress

CMS son las siglas en inglés de sistema de gestión de contenidos. Es una herramienta de software accesible online que te permite crear tu propio sitio web.

Si estás empezando, el que te recomiendo es WordPress.

WordPress es el CMS más popular y recurren a él cerca de un cuarto de sitios web en el mundo, así que estarás bien acompañado.

La razón por la que es tan popular es que es fácil de manejar, tiene un montón de funcionalidades, cuenta con innumerables plantillas pre-configuradas (Temas), existen montones de funciones extra que se pueden añadir con plugins y tiene unas capacidades SEO realmente potentes (con ello puedes conseguir un buen ranking en Google).

Además, si decides que eso de crear y mantener un sitio web no va contigo, puedes encontrar fácilmente alguien que lo haga por ti. WordPress es realmente popular y hay un montón de diseñadores y desarrolladores que te pueden ayudar en ello con unas tarifas muy competitivas.

Una buena opción es usar una plantilla pre-configurada de WordPress, que recibe el nombre de Tema. Asegúrate de que la que compras es responsive. Eso significa que se mostrará correctamente en cualquier dispositivo, ya sea de sobremesa, tablet o móvil.

WordPress es gratis y lo puedes instalar con un solo click a través de nuestro panel de control del hosting.

Sinceramente, WordPress no es al principio tan fácil como el creador web. Pero a la larga es una buenísima opción por su escalabilidad y su popularidad en la comunidad de diseñadores web.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *