Guía Definitiva Para Registrar Dominios

Guía para Registrar DominiosCuando se dan los primeros pasos con un nuevo negocio o con un nuevo blog, siempre hay un montón de cosas que hacer.

Y si lo tuyo es una nueva empresa, tendrás además que realizar todo tipo de papeleos con la administración en relación a asuntos fiscales y legales. Puede que tengas también que buscar un buen local, imprimir material de oficina y contratar personal.

Pero entre todas estas tareas, hay una que realmente necesita tu atención y que podría tener un gran impacto en el futuro de tu negocio.

Sí, ¡estamos hablando del registro de dominio para tu página web!

No son caros y registrarlos solo te lleva unos minutos, pero no pienses que se trata de algo que puedes dejar para el último minuto.

De hecho, registrar tu dominio debería ser una de las primeras cosas a hacer, de lo contrario podrías tener que realizar numerosos cambios en temas de documentos legales, material impreso, etc.

Pero, de entre las decenas de tipos de dominio que existen, ¿cuál es el mejor para ti?

Aquí hemos preparado algunos buenos consejos que te ayudarán a elegir el nombre correcto a la primera e iniciar así tu nueva andadura con paso firme.

Tu dominio es tu local en Internet

Lo primero que debes tener claro es que tu nombre de dominio es tu local en Internet. Y como tal, es un recurso de gran valor para ti y para tu negocio.

En esta guía te aconsejamos lo máximo posible, pero algo importante que siempre debes recordar es que una vez que has registrado el dominio, y dando por hecho que no infringes ningún copyright o marca registrada (trataremos este tema muy pronto), nadie podrá quitártelo.

Los dominios son realmente baratos y tú decides por cuánto tiempo los quieres registrar, así que no tendrás obligaciones a largo plazo. Si decides no renovarlo, no hay problema, no estás obligado a ello. Así que si no estás seguro de tu decisión, siempre es mejor comprarlo por el periodo mínimo (1 año) y después dejarlo caducar tras ello.

¿Debe ser mi dominio el mismo que el nombre registrado para mi negocio?

Esta es una pregunta que escuchamos habitualmente. Muchas personas creen que por haber registrado un nombre de negocio de forma legal (en España, en el Registro Mercantil), su nombre de dominio debe reproducirlo exactamente.

Pero esto no es así.

Por ejemplo, pongamos que vas a abrir una peluquería y tu nombre es Eduardo Torres. Puede que vayas a registrar tu negocio como ‘Peluquería Torres SL”. Y ofreces cortes de pelo tradicionales y cuidados de barba para hombres.

De esta manera, tienes un cierto grado de flexibilidad. Podrías elegir algo así como:

BarberosTorres

elbarberoTorres

PeluqueriaTorres

Torrescorteybarba

Torrescuidadohombre

La cuestión es que tienes unas cuantas opciones con las que jugar. Realmente no tienes por qué limitarte a PeluqueriaTorresSL como nombre de dominio.

¿Qué extensión de dominio es mejor?

OK, ahora que ya tienes algunas ideas sobre tu posible nombre, necesitas pensar qué extensiones de dominio son mejores para ti.

Por “extensión” entendemos el sufijo del dominio, como .com, .es, .co.uk, etc.

De nuevo, esta es una cuestión que surge a menudo y que no tiene una respuesta tajante. Todo depende de las preferencias personales.

De todas formas, como punto de partida siempre te recomendamos que solo compres un dominio si puedes registrar las principales extensiones, empezando por .com.

La razón de esto es que las extensiones .com son las más populares (sus dominios se consideran Dominios de Nivel Superior o TLDs por sus siglas en inglés). Tanto si tu intención final es utilizar la extensión .com o no, recomendamos comprar también el dominio .com siempre que sea posible para evitar que otro usuario lo adquiera y haga ciberocupación (cybersquatting, en inglés), como veremos más abajo.

Así que una vez que has comprobado que el .com está disponible, hay otros cuatro puntos importantes que debes considerar:

  • Localización
  • Organización
  • Industria
  • Valor añadido

Vamos a echar un vistazo a cada uno de ellos.

Extensiones de dominio por localización

Por localización queremos decir que puedes comprar nombres de dominio relacionados con tu ubicación. Empezando por el país (por ejemplo, .es para España, .co.uk para Reino Unido) y llegando incluso hasta las ciudades (por ejemplo, .london y .madrid).

Para clientes establecidos en España, recomendamos que adquieran un nombre de dominio .es también.

Las extensiones de un nivel inferior al país, como pueden ser las de ciudad, son realmente una cuestión de elección personal. Si tu presupuesto es ajustado, puede que un desembolso en extensiones de ese tipo no entre en tus planes iniciales, pero siempre puedes volver a ello más adelante y comprarlo.

Pero si te resulta interesante el tema de por qué comprar dominios de este tipo y qué hacer con ellos, no te preocupes: te enseñaremos en un momento las claves de ello.

Extensiones de dominio de organizaciones

Algunos nombres de dominio son más adecuados para ciertas organizaciones y eso se debe tener en cuenta.

Por ejemplo, el dominio de nivel superior .org se utiliza a menudo para organizaciones sin ánimo de lucro o con fines caritativos.

En Reino Unido, el equivalente es .org.uk.

Si te encuentras en una de estas categorías, esa extensión sería tu elección más natural.

Sin embargo, imaginemos una situación en la que las extensiones de dominio .com o .es no están disponibles, pero sí el .org. En este caso, es bastante tentador lanzarse a por el .org como alternativa.

Pero hay un par de razones fundamentales para no hacerlo.

La primera, que .org está considerada una extensión para proyectos sin ánimo de lucro. Y tú estás emprendiendo un negocio, por lo que los visitantes de tu sitio web podrían pensar que han llegado al lugar equivocado. Puede que esos visitantes estén buscando una tienda onlinepara comprar productos, pero ya desde el inicio les estarás dando una impresión equivocada, a pesar de lo que tu web aparente o diga.

La segunda razón, y la más importante de las dos, es que si te estás planteando adquirir el .org es porque la primera opción .com o .es ya no está disponible.

Y esto puede deberse a dos motivos:

  • Alguien ha registrado ese dominio para quitarlo del mercado. En ese caso, podrías encontrarte en el futuro con un sitio web que te haga la competencia directa de esa forma.
  • Alguien ya cuenta con un negocio vigente que utiliza ese dominio tan deseado.

Extensiones de dominio de industria

Otro tipo de extensión de dominio muy popular es la de una industria concreta, lo cual indica a la gente exactamente lo que haces.

Por ejemplo, si eres un fotógrafo podrías usar un dominio .photography. Si vendes bicicletas, podrías optar por uno .bike para ti.

También en este caso, se trata de una preferencia puramente personal.

En el momento de escribir este artículo (marzo de 2016), estos tipos de dominio todavía no están demasiado extendidos como los clásicos .com, .es, etc. Pero está aumentando su popularidad y en el futuro pueden tener una aceptación mucho mayor, por lo que son opciones a tener muy en cuenta.

Extensiones de dominio con valor añadido

Una categoría final de extensión de dominio que merece la pena considerar es la relativa al valor añadido, que te ayuda a difundir tu huella online. Algunos ejemplos de este tipo de dominios son .mobi o .tv.

El .mobi se pensó inicialmente para las versiones móviles de los sitios web, pero actualmente con el auge del diseño responsive en websites estos dominios .mobi no son tan relevantes.

De igual manera, la extensión .tv se pretendía aplicar a aquellos sitios web que incluían una gran cantidad de vídeo como contenido, además de ser la opción perfecta para compañías productoras o mercados televisivos.

Por ello, a menos que tu negocio esté totalmente involucrado en este tipo de mercado, podrás avanzar en el mundo online sin estas extensiones.

La excepción en este caso se da si tu empresa es una gran marca y ves la posibilidad de sufrir una ciberocupación. En ese caso, lo más lógico es registrar un dominio de este tipo por una tasa anual reducida y renovarla automáticamente año tras año.

¿Deberías elegir dominios para un mejor SEO?

OK, ya has visto que no hace falta que te ciñas a un nombre de dominio que coincida exactamente con el nombre oficial de tu negocio. Y como has visto también, tienes bastante margen de elección en lo que respecta al tipo de extensión de dominio.

Pero otra cuestión que a menudo surge es si se debería registrar un dominio orientado a lograr ventajas en los motores de búsqueda, como Google. Algunas personas te dirán que que deberías realizar una primera búsqueda de keywords relacionados con tu negocio y utilizar esa información para tomar una decisión sobre tu nombre de dominio.

Por ejemplo, volvamos al ejemplo de la Peluquería de Eduardo. Pongamos que está ubicada en Madrid. Por ello, podemos entender que una búsqueda sobre keywords en Google nos indicará que los términos de búsqueda relacionados más empleados son algo así como esto (por favor, ten en cuenta que esto es solo un ejemplo hipotético):

Mejor peluquería de hombres Madrid

Peluquero recomendado para hombres Madrid

Peluquero de hombre barato Madrid

Si quieres intentar engañar a la máquina, puedes elegir un dominio como “mejorpeluquerohombresMadrid.com” o “peluquerohombresbaratoMadrid.com”.

Pero, ¿realmente quieres que en tu tarjeta de contacto aparezca ese dominio? ¿Y tener que dictárselo a alguien que lo quiere escribir en su agenda? Muy probablemente, no. Estoy seguro. No solo parece spam, sino que además suena muy poco profesional.

En cualquier caso, no hay nada malo en añadir algún tipo de elemento geográfico a tu nombre de dominio. Por ejemplo, podrías usar:

PeluqueriaTorresMadrid

De todas formas, aunque hay cierta mejora en él, todavía tiene un cierto aire a spam y no suena tan bien como la versión corta.

Si estás muy centrado en el SEO y quieres conseguir más tráfico, tendrás muchas oportunidades de hacerlo con tu sitio web. Google y otros motores de búsqueda prestan atención a las URLs, a los metatags, a los títulos, a la estructura interna de links y al texto que aparece en las páginas de tu web. Esos son lugares mucho más apropiados para añadir palabras claves que les indiquen dónde estás y qué haces.

Esto es un tema que da para largo, pero lo más importante es que no hay nada malo en incluir tu profesión y tu ubicación (o ambos) en el dominio. Simplemente, intenta hacerlo con discreción y no te centres demasiado en meter las palabras clave como sea. Tienes todo tu sitio web para hacerlo.

¿Deberías incluir un guión en tus nombres de dominio?

Pongamos que has acotado tu búsqueda y has encontrado un par de opciones, pero el problema es que alguien ha registrado una de las principales extensiones que quieres, como .com o .es.

Podrías pensar: “No pasa nada, si añado un guión medio ahí, todas las extensiones que quiero se hacen disponibles”. Por ejemplo, si quieres registrar peluqueriahombrestorres y el .es está disponible pero no el .com, podrías considerar que la mejor opción es peluqueria-hombrestorres o incluso peluqueria-hombres-torres para poder registrar ambas opciones.

Pero el problema aquí es que las personas (es decir, tus clientes o tus potenciales clientes) podrían olvidar dónde va el guión. Si teclean mal el dominio, podrían no encontrar tu sitio web.

Por esa razón, a menos que sea imposible de evitar, te sugerimos encarecidamente que descartes el uso de guiones en tus dominios.

Copyright y marcas registradas

Otro tema al que vale la pena echar un vistazo es el de copyright y marcas registradas. Como no somos expertos legales, te recomendamos enérgicamente que pidas asesoría en esta materia si no estás seguro.

En cualquier caso, pongamos el ejemplo de que eres un vendedor de una marca muy conocida, quizás un fabricante a nivel mundial de smartphones y ordenadores.

A menos que tengas su permiso explícito, deberías evitar usar su nombre en tu dominio. Podría parecer muy inocente, pero recuerda que ese negocio que ha empleado tiempo y dinero en proteger su marca seguramente tenga un equipo legal mucho más grande que el tuyo.

Pero como decimos, pide consejo legal si no estás seguro.

¡Ya te hemos avisado!

Ocupación de dominios / Ciberocupación

Emprender una nueva aventura empresarial es excitante y te llevará a pensar en el futuro de forma positiva. No queremos presentarte pensamientos negativos, pero entender lo que supone la ocupación de dominios o ciberocupación es importante para ti, especialmente cuando estás empezando. Así que vamos a verlo.

La ocupación de dominios es una actividad que realizan ciertas personas cuando adquieren tu nombre de dominio pero con una extensión diferente. Por ejemplo, si Eduardo ha decido comprar Peluqueriatorres.es (porque realiza su trabajo en España), la ciberocupación llega cuando otro usuario registra otros dominios similares con extensiones .com o .net.

Y puede que lo que intente es revendérselos a Eduardo por un precio mucho mayor.

Es verdad que quizás esas extensiones no entraban en los planes de Eduardo, pues realmente no tiene pensado internacionalizarse a otros países, pero por un precio al año muy reducido se podría haber ahorrado esa molestia. Como dijimos anteriormente, vale la pena comprar los dominios de nivel superior, con extensiones como .com y probablemente .net, simplemente para quitarlos del mercado. Recuerda: los nombres de dominio son baratos y puedes configurarlos para que su registro se renueve automáticamente cada año.

Redirigir tus nombres de dominio a tu sitio web

Si ya has decidido tu nombre de dominio y decides adquirir varias extensiones, puede que te estés preguntando cómo lograr el mejor uso de todo ello.

Lo normal es que tengas un dominio que usarás como sitio web. Volviendo a nuestro ejemplo, pongamos que Eduardo ha establecido Peluqueriatorres.com.

Y Eduardo también ha decidido comprar Peluqueriatorres.es, Peluqueriatorres.net y Peluqueriatorres.madrid.

Así que tiene cuatro dominios en total: el principal .com y las tres variaciones de extensión.

Por ahora, lo que recomendamos a Eddie es que configure para esas tres variaciones lo que llamamos dominio aparcado. El dominio aparcado es una función del alojamiento web que permite que otros dominios ‘aparquen’ en otro principal. De esa forma, si alguien teclea un dominio ‘aparcado’, se le redirigirá inmediatamente al sitio web principal.

En ese caso, si alguien teclea Peluqueriatorres.net por error, ese usuario será llevado directamente a Peluqueriatorres.com, que es la dirección correcta del sitio web.

Esta es la ventaja real de adquirir varias opciones para el dominio. Muchas personas pueden escribir la extensión del dominio de forma incorrecta, pero con el parking de dominios te aseguras de que llegarán donde quieren llegar: a tu página de inicio. El parking de dominio es gratuito con los servicios de hosting de Pickaweb y puedes ‘aparcar’ tantos dominios como quieras.

En el futuro, Eduardo podría querer adquirir Peluqueriatorres.pelo, si algún día esa extensión se establece como disponible al registro. Y si eso ocurre algún día, la solución vuelve a pasar por el parking de dominio. ¡Sencillo!

 ¿Qué ocurre con la longitud de mi nombre de dominio?

En cuanto a la longitud de tu dominio, aunque tienes 63 caracteres con los que jugar, obviamente no hay necesidad de usar todos ellos. Hay un punto en el que el número de caracteres del dominio tiene un efecto en el cliente inversamente proporcional a su tamaño: cuanto más largo, peores resultados.

Lo que queremos decir es que puede resultar tentador intentar utilizar el mayor número de palabras posible en tu dominio, con el objetivo de seducir a los motores de búsqueda, pero además de que no hay certezas al respecto, los dominios largos complicarán a tus potenciales clientes la tarea de teclearlos en su navegador.

Si consultas la anterior sección de SEO, recordarás que es mucho más inteligente crear páginas con contenido de calidad para buscadores, en vez de intentar meter con calzador las palabras claves en un nombre-dominio-con-super-mega-extensa-seductora-absolutamente-única-combinación-keywords-conocida-por-la-humanidad.com

De nuevo, depende de la elección personal, pero una regla de oro es que los dominios cortos son más fáciles de recordar.

¿Qué ocurre con la privacidad?

Por supuesto, la privacidad es un asunto importantísimo actualmente y no hay excepciones con respecto a los nombres de dominio. Cualquier persona puede realizar una búsqueda Whois en la correspondiente base de datos pública y ver quién es el propietario de un nombre de dominio.

En algunos casos mostrará tus datos de contacto, tu dirección, tu correo electrónico, tu número de teléfono, etc. (en Reino Unido, con los dominios .co.uk y .uk, el número de teléfono y la dirección de email nunca aparecerán).

Aunque para tu tranquilidad, siempre es posible esconder tus datos de contacto si eres una persona. Si eres una empresa, en algunos casos también. Aunque a veces acarrea algún coste, como explicaremos.

Privacidad Whois para dominios de nivel superior (como .com, .org, .net)

Con dominios como .com, .org, .net, etc. existe un servicio de privacidad Whois. En ese caso, el servicio tiene un coste anual y lo puedes activar cuando registras tu dominio o en cualquier otro momento posterior.

Con Pickaweb, tienes la posibilidad de gestionar los detalles de contacto de tu dominio en tu área de cliente. En cualquier caso, si te ha surgido la tentación de cambiar tus detalles de contacto por otros que no son tuyos, corres el riesgo de ser descubierto por una auditoría del servicio que, al determinar que esos datos son falsos, podría suspender tu nombre de dominio. Además, si cambias tu dirección email los recordatorios para la renovación de tu web no te llegarán correctamente.

Renovar tus nombres de dominio

Por último, tus nombres de dominio son bienes con valor para tu negocio, por lo que si quieres mantenerlos todos registrados y actualizados, necesitas estar al tanto de cómo funciona el sistema de renovación de dominios.

Básicamente, cuando compras un nombre de dominio pasa a ser de tu propiedad por el tiempo que lo tengas registrado. La mayoría de los dominios pueden ser registrados inicialmente por hasta 10 años.

Así que cuando tu dominio se acerca a la fecha de expiración, se te enviará una notificación invitándote a renovar el registro antes de dicha fecha. Normalmente, esta notificación se envía con una antelación de 90 días, 60 días, 30 días, 10 días y en el momento de la caducidad, con el fin de que el usuario esté siempre bien informado de la situación.

¿Qué ocurre si tu dominio caduca y no lo has renovado?

De todas formas, a veces los usuarios se olvidan o están fuera cuando su dominio expira, o simplemente sus datos de contacto no están actualizados y no ha recibido correctamente los recordatorios de renovación.

En esos casos, si el dominio expira no hace falta echarse a temblar, todavía tienes otra oportunidad más.

Lo primero de lo que debes darte cuenta es que tu sitio web deja de funcionar una vez que el dominio caduca. ¿Pero qué ocurre si tienes muchos dominios aparcados (redirigidos) y no te das cuenta inmediatamente? Todo depende del tipo de dominio. Estos son los procedimientos de caducidad de los principales.

Procedimiento para dominios de nivel superior o TLDs (como com, .org, .net) caducados

Con este tipo de dominios tienes 30 días después de la fecha de caducidad para renovar el dominio o dominios. Después de 30 días, el dominio entra en una fase conocida como Periodo de Castigo (Redemption Period, en inglés) que dura 40 días. Durante ese periodo, el usuario que tenía registrado el dominio puede todavía renovarlo pero debe asumir un coste adicional llamado el Cargo de Castigo.

Ten en cuenta que el Cargo de Castigo no es barato y normalmente suele ir acompañado de las cuotas de de varios años de registro. Sin embargo, si pagas este cargo y las anualidades adicionales te aseguras conservar la propiedad del dominio.

No pagar el Cargo de Castigo conlleva que, una vez terminado el Periodo de Castigo, el dominio volverá a estar disponible para su registro desde el principio y que no tendrás la garantía de poder volver a re-registrar el dominio a tu nombre.

Por favor, ten en cuenta que algunas extensiones como .eu o .es no tienen periodos de 30 días y que ese dominio entra en el Periodo de Castigo inmediatamente desde su caducidad, por lo que el Cargo de Castigo se debe pagar en ese momento.

Resumen

Ante todo, ¡buena suerte! Parece que hay muchas cosas a tener en cuenta, pero si prestas atención a todos los puntos que hemos mencionado aquí, no tendrás problemas.

Este es un resumen de esos principales puntos:

  • Tu dominio no tiene por qué ser el mismo que el nombre oficial del negocio, indicado en el Registro Mercantil (España).
  • Intenta adquirir dominios de los que también puedas registrar sus extensiones de nivel superior (TLDs), como .com.
  • Compra la extensión de dominio de tu país.
  • Si eres una organización, asociación o entidad sin ánimo de lucro, el .org es perfecto para ti.
  • Evita comprar el .org como alternativa a .com o .es si éstas no están disponibles.
  • No intentes meter palabras claves de forma forzada en tu nombre de dominio con intenciones SEO: con ese fin, es mejor concentrarse en crear contenido de calidad en tu sitio web.
  • No utilices términos con copyright o marcas registradas en tu nombre de dominio.
  • Evita la ciberocupación de tu dominio mediante la compra de los principales dominios de nivel superior como .com, .net y la extensión de tu país.
  • Configura redireccionamientos de parking de dominio a tu dominio principal.
  • Intenta evitar términos complicados o palabras que podrían llevar fácilmente a un error de ortografía.
  • Elige una longitud de dominio lo más corta posible.
  • Configura la privacidad del dominio si lo registras como persona física.
  • Recuerda configurar la auto-renovación del dominio para evitar su pérdida en el futuro.

Esperamos que hayas encontrado útil esta guía. Si tienes alguna pregunta, déjanosla aquí abajo, por favor. Trataremos de responderla.

Otros artículos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *