Cómo Crear una Tienda Online – Guía para vender en internet

crear tienda online

¿Estás pensando en crear una tienda online?

Las cifras no engañan: se calcula que alrededor del 66% de los internautas han realizado compras a través de páginas web y que las empresas que tienen implementado este servicio consiguen aumentar sus ventas alrededor de un 50%.

Cada mes se efectúan unas 2 compras de promedio por usuario y el importe medio facturado asciende a 63€.

No es de extrañar, pues la realidad es que desde la llegada de la revolución de internet, los usuarios conectados ya son la mayoría y, gracias a la posterior incorporación de dispositivos portables como Smartphones y Tablets, se ha conseguido que casi todo el mundo pueda acceder a la red de un modo fácil, cómodo e ilimitado, por lo que dedican una buena parte del tiempo cada día a internet.

En definitiva, podemos afirmar que el comportamiento y las necesidades de los consumidores han cambiado.

 ¿Cómo crear una tienda en internet?

En primer lugar, tienes que tener en cuenta algunas apreciaciones:

  • No arriesgues mucho a la hora de iniciar el proyecto: Si quieres crear tu propia tienda, es mejor que tengas en cuenta a los servicios que ya están establecidos, porque de esta manera podrás ahorrarte los costes de desarrollar un prototipo completo desde cero. Por otra parte, estos servicios ya han pasado la prueba del mercado y puedes contar con la garantía de su eficacia. Un proyecto nuevo y diferente podría no ofrecerte los mismos resultados. En otras palabras: ve a lo seguro.
  • Ten claros tus objetivos desde el principio: Establece cuáles son los clientes a los que quieres acceder y los servicios que vas a proveer. No incurras en el error de ofrecer algunas características para las cuales no estás preparado, como de logística, por ejemplo, o de lo contrario tu reputación se podría ver dañada, y en internet la reputación lo es todo.
  • Escoge la plataforma que sea más indicada para ti: Hay muchas soluciones en el mercado para elegir. Para tomar la decisión correcta, es mejor que las analices, las compares y encuentres una cuyo funcionamiento se haya probado lo suficiente y que además se adapte bien a las características de lo que estás buscando.

Ahora ya sabes cómo elaborar un buen plan. A continuación, vamos a ver algunas de las plataformas más importantes que existen para que puedas decidir cuál es la que más te interesa:

Opencart

Opencart es una plataforma a código abierto desarrollada a partir de PHP. Entre sus características, podemos mencionar las siguientes: Categorías y productos ilimitados, acepta múltiples fabricantes y comprende varios idiomas y divisas, opiniones, valoraciones de los productos, más de 20 plataformas de pago, más de 8 formas de envío y múltiples plantillas para escoger el diseño que más nos guste. Para poder configurarla en español, hay que instalarle una extensión que está disponible en la misma página. Por lo demás, es sencilla de utilizar y se adapta bien a los proyectos medianos. Aparte disponen de un servicio de atención al cliente gratuito y perpetuo.

PrestaShop

PrestaShop es otra plataforma de código abierto en PHP. Su interfaz moderna y dinámica está en español y ofrece la posibilidad de inaugurar el comercio de un modo simple y rápido. De entre las prestaciones que ofrece, podemos mencionar las siguientes: 3.500 módulos y plantillas totalmente personalizables y aptas para móvil, las formas de pago más habituales, herramientas SEO y 310 funciones integradas. Actualmente es la plataforma que más se utiliza en España y se recomienda fundamentalmente para proyectos medianos.

Magento Community Edition

Magento es un gestor de comercio electrónico gratuito al cual los usuarios pueden añadirle una gran cantidad de extensiones creadas por su comunidad, lo que permite que se pueda adaptar a casi a todo tipo de proyectos. No dispone de un equipo de atención al cliente, pero sí de una amplia comunidad dispuesta a responder a las preguntas en el foro. Asimismo, también cuenta con las características que suelen acompañar a este tipo de servicios: varios idiomas, diferentes sistemas de pago, controles de stock, etc. Como dato relevante, hay que decir que esta plataforma fue comprada por Ebay, empresa líder en este tipo de transacciones. Es ideal para proyectos grandes.

Zen Cart

Otra compañía que ofrece sus servicios a código abierto PHP. Zencart presume de ser una plataforma que antepone las necesidades de los usuarios a problemas complejos de programación, y apta para personas con conocimientos básicos sobre estos medios. Dispone de centenares de módulos creados por la comunidad y dispuestos para ser integrados, así como libertad para customizar la plataforma, integrar los métodos de pago con facilidad y una amplia base de usuarios de apoyo.

Spree Commerce

Esta plataforma modular se presenta a sí misma como un conjunto completo de características que te permitirán ir a la par que los estándares más habituales, sin que la empresa quede atrás a nivel de innovación, eficiencia o mercado. También está constituida a base de código abierto y permite personalizar sus características. Por lo demás, presume de haber sido traducida a más de 30 idiomas y cuenta con más de 45.000 usuarios.

Drupal Commerce

Drupal es una plataforma que también ofrece paneles de administración completos y sencillos, pluralidad de divisas, carrito de la compra, página de gestión de la compra y varios idiomas. Su código se puede modificar, tiene un aspecto profesional y está indicada para proyectos medianos.

WooCommerce

WooCommerce es fácil de utilizar gracias a su panel de administración bastante asequible para la mayoría de los usuarios. Dispone de una serie de plantillas gratuitas con buen aspecto, además de otras de pago muy profesionales. Tiene un buen posicionamiento SEO y cuenta con una serie de manuales para aclarar su utilización. Para proyectos pequeños.

Aparte de todos estos soportes de código abierto mencionados, se podrían incluir bastantes más en la lista, lo que es lógico debido a que se trata de un servicio que se encuentra en pleno apogeo. De entre los más destacados, podemos citar: osCommerce, simpleCart, o WP e-Commerce, que es bastante popular porque permite transformar una página web de WordPress en una tienda online. En cuanto a lo negativo, hay que tener en cuenta que, aunque muchos de estos comercios ofrecen el servicio en varios idiomas, en muchas ocasiones las traducciones necesitan ser revisadas debido a los errores que contienen.

También existen una serie de plataformas más sencillas y básicas para utilizar que se podrían emplear en pequeños proyectos, como Shopify. No obstante, hay que tener en cuenta que en estos casos, sobre todo si los servidores están alojados en la nube, es más complicado cambiar los códigos o introducir cambios personalizados. Aun así son una opción interesante para aquellos que tengan pensado sacar adelante un pequeño proyecto y no tengan muchos conocimientos.

Como se puede ver, no hay escasez de opciones. A partir de ahora lo único que tienes que definir es tu proyecto y su alcance (pequeño, mediano o grande) para empezar a valorar la opción que más te conviene. ¡Convierte tu negocio en una empresa internacional!

¿Cuáles son los factores que han hecho que el público se decante por las compras online?

Los más importantes son los siguientes: Las compras online son cómodas y prácticas, facilitan el proceso de encontrar ofertas únicas, favorecen el acceso a amplios catálogos de productos, hay guías y opiniones sobre las tiendas, y además muchos comercios tradicionales no se encuentran abiertos cuando aparece la necesidad de comprar. Este último factor es una gran ventaja para los clientes con un buen poder adquisitivo que soportan mucha presión laboral.

Ante este panorama, no es difícil apreciar las inmensas ventajas que las tiendas online le aportan a cualquier tipo de negocio, como por ejemplo:

  • Acceso a un mayor número de consumidores, incluyendo clientes internacionales.
  • Evita la necesidad de algunos costes, como los destinados a emplazamientos clave en las ciudades o cierto personal. También se reduce la necesidad de espacio.
  • Proyección de un mayor número de ventas.
  • Más facilidades en cuanto a la logística y a la administración.
  • La tienda virtual funciona como un anuncio permanente en el cual los navegantes pueden ver nuestra publicidad y ofertas en cualquier momento y desde cualquier lugar. De hecho, muchos clientes han declarado haber descubierto los productos cuando estaban realizando una navegación casual.
  • Conocer mejor el perfil de nuestros clientes y de su comportamiento para poder optimizar nuestras campañas de Marketing y desarrollar unas estrategias de venta más elaboradas.

Las empresas grandes no tardaron mucho tiempo en adaptarse a las nuevas circunstancias y hoy podemos decir que, prácticamente la mayoría, disponen de su propia tienda online. Sin embargo, las pymes tienen todavía mucho camino que recorrer en este aspecto, de hecho se estima que en torno a un 60% de las mismas todavía no cuenta con una página web destinada a la venta. Si este es tu caso, ¡no lo dejes pasar por más tiempo y empieza a aumentar tus ingresos! Hay un gran mercado potencial que te está esperando.

Otros artículos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *