que-es-servidor-virtual-privado

VPS son las siglas de Virtual Private Server (Servidor Virtual Privado), también conocido a menudo como Servidor Dedicado Virtual (SDV), que hace referencia a una máquina virtual, en contraposición a un servidor dedicado, que se trata de una máquina física.

Un servidor virtual, al igual que los servidores normales, se emplea para alojar sitios web, con la particularidad de que varios servidores virtuales pueden ser a su vez alojados en un mismo servidor físico.

Para un usuario, se muestra como un servidor dedicado pero en realidad está instalado en un ordenador que da servicio a múltiples sitios web.

Un único servidor físico puede alojar numerosos VPSs, cada uno con su propio sistema operativo (OS) que hace funcionar el software de hosting de ese usuario particular.

Un VPS utiliza su propia copia de sistema operativo y los clientes tienen su propio acceso de administrador para controlarlo, por lo que pueden instalar y usar cualquier software que funcione con ese sistema operativo específico.

Ventajas de usar un VPS

Un VPS es una popular alternativa de alojamiento para pymes. Hay varias razones para elegir un VPS frente a un Servidor Dedicado:

1) Bajo coste

Un VPS cuesta menos que un Servidor Dedicado y te da más potencia y control. Como no requiere una intervención manual por parte de la compañía de hosting, los costes son menores. Además, un VPS supone un uso más eficiente del espacio del Datacenter y de sus recursos de potencia. Todos ellos son factores importantes.

2) Escalabilidad

¿Necesitas más RAM o CPU? O quizás necesites más espacio en disco. O puede que quieras reducir esas capacidades. Con un VPS es fácil: puedes configurar todo ello sobre la marcha y no es necesario desconectar el sistema.

3) Control

Con un Servidor Dedicado puede que haga falta intervenir manualmente para realizar cambios y ampliaciones. Este no es el caso con un VPS, en el que puedes efectuar modificaciones instantáneamente por ti mismo.

4) Flexibilidad

Tienes la libertad de elegir el sistema operativo y el software que quieras para instalar en el servidor. Por tanto, tienes la oportunidad de aplicar tus propias configuraciones como Apache, PHP y MySQL. Si necesitas personalizar tus servicios, puedes realizar los cambios y adaptaciones que necesite el servidor.

5) Recursos dedicados

En un Servidor VPS tienes un montón de RAM, CPU y unidad de disco disponible para ti en cualquier momento. A diferencia del hosting compartido, no hay nadie en tu servidor que pueda acaparar todos sus recursos.

6) Puesta en servicio más rápida

¿Necesitas un VPS rápidamente? No hace falta que esperes mucho mientras se instala tu hardware en el rack. Puedes empezar a utilizar un VPS con tu propia elección de sistema operativo en apenas unos minutos y no tras horas de espera.

7) Más resistencia

Con un Servidor Dedicado, si quieres establecer un sistema de resistencia y recuperación eficiente para elementos clave del sistema como las fuentes de alimentación, o bien quieres usar una configuración RAID como RAID10 para reducir el riesgo de pérdida de datos asociados a un fallo de disco, entonces necesitarás un servidor más grande como uno 2U. Esto aumenta los costes iniciales del servidor así como sus costes de funcionamiento porque ocupa más espacio rack y porque utiliza mucha más electricidad que un VPS.

Con un VPS, la resistencia puede garantizarse desde el principio si el VPS se configura en la nube donde los datos están almacenados de forma virtual a través de varios servidores físicos, ofreciendo siempre alta disponibilidad. De este modo, una fallo catastrófico del servidor no ocasionará ni pérdida de datos ni periodos de desconexión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *