El término RAID hace referencia a Conjunto Redundante de Discos Independientes (Redundant Array of Independent Disks, nombre original en inglés, aunque en algunos casos también se hace referencia a Redundant Array of Inexpensive Disks) y se acuñó por primera vez a finales de la década de los 80. RAID es una virtualización técnica que se realiza para reducir la posibilidad de que haya pérdida de datos por culpa de un fallo de hardware a nivel de disco duro.

Funciona a base de replicar los datos a través de dos o más discos duros físicos, conectados entre sí por una controladora RAID. La controladora RAID puede cumplir su función por hardware o por software.

La mayoría de tipos de RAID utilizan una técnica de reducción de error denominada ‘paridad’ para ofrecer tolerancia al fallo donde los datos se han duplicado, y con ello reducir el impacto de una posible pérdida de datos tras un fallo de hardware.

RAID se puede usar en unidades de disco SATA, SAS y SSD.

Hay varios tipos de configuraciones RAID. Cada tipo de RAID tiene objetivos y requerimientos específicos. Esto es:

  • Fiabilidad de datos: se busca que los datos estén libres de fallos
  • Disponibilidad de datos: se busca que los datos estén disponibles incluso cuando se produce un error de hardware
  • Rendimiento de datos: el objetivo es que el acceso a los datos sea rápido tanto en la lectura como en la escritura de operaciones
  • Capacidad de datos: se busca que la cantidad de datos almacenados sea alta.

Los tipos de RAID más populares son los que se resumen aquí abajo:

RAID 0

Los datos son distribuidos en al menos 2 discos duros. RAID 0 ofrece un rendimiento más alto pero ninguna tolerancia a los fallos, es decir, cuando un disco duro falla los datos se pierden en ese dato.

RAID 1

Los datos están espejados entre al menos 2 discos duros. Esta es una tecnología sencilla y rápìda que ofrece una tolerancia básica al fallo.

RAID 1 es ideal para pequeños negocios donde el coste es un factor importante a tener en cuenta (solo se necesitan dos unidades de disco) y la disponibilidad de datos es fundamental.

RAID 5

RAID 5 requiere entre 3 y 16 discos duros. Los datos están distribuidos con paridad en uno de los discos. RAID 5 es una tecnología rápida y segura.

Es una solución buena con equilibrio entre eficiencia, seguridad y rendimiento

RAID 6

Es una versión más segura que RAID 5 con paridad de datos almacenados en dos discos en lugar de en uno solo. Hay mayor tolerancia al fallo que en RAID 5 pero el rendimiento y las restauraciones son más lentas.

RAID 6 es conveniente para situaciones donde el rendimiento se puede sacrificar en detrimento de una mayor disponibilidad de datos.

RAID 10

RAID 10 ofrece las ventajas de RAID 0 y RAID 1. Los datos están espejados y distribuidos a través de varias unidades. Almacenamiento y recuperaciones rápidas pero con la necesidad de utilizar al menos 4 discos.

Opción ideal para los datos de primera línea donde se requiera rendimiento y disponibilidad en detrimento de la capacidad de datos.

¿Qué tipo de RAID usa Pickaweb?

En nuestro hosting compartido y en nuestro hosting de distribuidor usamos RAID 10 para ofrecer velocidades altas y mayores tiempos de actividad, gracias a que los tiempos de restauración en caso de fallo de disco son rápidos.

Para VPS y VPS SSD usamos una configuración en la nube donde los datos están almacenados en varios discos de varios servidores físicamente diferentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *