Servidor virtual vs servidor dedicadoHay un buen número de diferencias entre un servidor VPS (Servidor Virtual Privado, por sus siglas en inglés) y un servidor dedicado. En este artículo te damos información para que tomes una decisión sobre cuál de los dos elegir.

Servidor Virtual Privado (VPS)

Últimamente, los servidores virtuales privados (VPS) se han hecho más populares que los servidores dedicados porque ofrecen un rendimiento superior y más control que un hosting compartido pero a un coste menor que los servidores dedicados.

Con un hosting VPS, compartes en un servidor físico un gran número de recursos como el espacio en disco de la CPU o la memoria RAM, aunque te estén asignados específicamente a ti. Pero en cambio disfrutas de la libertad de tener un servidor privado, con ventajas como puede un panel de control propio. De esta manera, toda la CPU y la memoria están compartidas entre las diferentes cuentas de la máquina, pero al mismo tiempo cada cuenta tiene una porción de esos recursos de manera dedicada o exclusiva.

Por tanto, con un VPS tienes el poder y el control de un dedicado, pero con la ventaja añadida de la escalabilidad.

Servidores dedicados

Un servidor dedicado es un servidor físico que está reservado para tu uso en exclusiva. Mientras un VPS comparte recursos de hardware con otras cuantas del VPS, un servidor dedicado está completamente aislado para que lo uses solo tú.

Es perfecto para aquellos que necesitan tener la tranquilidad que aporta un servidor seguro junto con la potencia de procesamiento lo suficientemente alta como para que funcionen aplicaciones y sitios web que demandan muchos recursos.

Servidores virtuales privados Vs servidores dedicados

A la hora de decidir qué pack de hosting web es mejor para ti, es importante valorar todos los factores y tomar la decisión correcta para tu negocio. Más abajo tienes una comparativa general entre los VPS y los servidores dedicados.

Flexibilidad y escalabilidad

Los VPS son enormemente escalables sin que por ello se requieran tiempos de inactividad durante las ampliaciones. Los clientes pueden añadir por sí mismos una ampliación de hardware, como RAM, CPU o espacio en disco.

Por otro lado, los servidores dedicados no tienen una escalabilidad como la de los VPS, sobre todo en comparación con un VPS en la nube que tiene un enorme potencial para hacia niveles superiores. Los servidores dedicados proporcionan un conjunto de recursos y el único modo real de hacerlos escalables es añadir recursos extras como módulos RAM o unidades extra de CPU o incluso ‘clusterizar’ los servidores y equilibrar la carga entre ellos.

Además, es importante destacar que con un servidor dedicado tendrías que tener muy claros tus propios requerimientos informáticos para tomar en consideración qué espacio de crecimiento necesitarás, con la intención de evitar periodos de desconexión por ampliaciones, lo cual requeriría del trabajo de un ingeniero para realizar el cambio.

Gestión y fiabilidad

En un VPS configurado en la nube, el VPS es extremadamente fiable por el hecho de que los datos están almacenados en varios servidores físicos situados en la nube. En lo relativo al coste, esta es la mejor opción en cuanto a fiabilidad y periodo de actividad.

Para alcanzar un potencial de fiabilidad similar en un servidor dedicado serían necesarios componentes de hardware adicionales como discos duros extra, una controladora RAID para ofrecer capacidad RAID y una fuente de alimentación dual. Esto supondría un servidor físicamente más grande, más potente y, a fin de cuentas, más caro.

Conveniencia

Los VPS son convenientes para sitios web de mucho tráfico, para propietarios de pequeños negocios, bloggers y cualquiera que necesite el poder de un servidor dedicado a un precio bajo.

Si un VPS no puede satisfacer tus necesidades de seguridad, entonces un servidor dedicado es la mejor opción para ti.

Seguridad

Los servidores dedicados son físicamente más seguros que los VPS por el mero hecho de que tú eres el único cliente que usa tu servidor. Eso no significa que no haya que estar siempre alerta, asegurándose de que el servidor está bien protegido y seguro.

Coste

Los VPS tienen un coste mayor en comparación con un hosting compartido pero menor si lo comparamos con los servidores dedicados. En términos de rentabilidad, los VPS ofrecen argumentos muy convincentes cuando lo que más importa es la escalabilidad y la alta disponibilidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *